En estos días ya hemos comenzado a hacer algunos trabajos comunitarios para la preparación de biopreparados que pensamos sería una buena alternativa para utilizar en la producción de hortalizas. Entre las infinitas alternativas existentes, en esta oportunidad decidimos hacer un preparado fermentado llamado “bokashi” (de origen japonés); siendo óptimo para activar la biología del suelo y mejorar la nutrición de las plantas. Así es como junto a July, Lauri y una voluntaria que anda por acá llamada Carol, más la ayuda de mis pequeños Amaro y Gael, comenzamos a preparar y la receta que hicimos fue así:

Para 100 kg aproximadamente de preparado:

40 kg de guano de ave y/o vaca.
35 kg de tierra
20 kg de salvado de trigo (puede ser cáscara de arroz).
4 kg de carbón molido.
Un puñado de cenizas.
4 kg de melaza
40 gramos de levadura seca
1 kg de tierra de bosque (microorganismos)
5 kg de torta de algodón (solo si hay)
Un poco de hierbas (pude ser manzanilla, ortiga, mulungu o alguna planta considerada especial y benéfica para la vida en el suelo)
15 litros de agua
1 litro de yogurt (optativo)

Preparación:

Se pone un plástico en el suelo y sobre el todos los materiales secos. Luego en un balde con el agua se mezcla la melaza y la levadura previamente activada en agua tibia. Se mezcla bien y luego se agrega a la mezcla seca para comenzar a revolver y mezclar bastante.
Luego se deja una pila y se tapa con un plástico para dejarlo trabajar por 7 a 10 días. Procurando revolver entre dos y tres veces por día.